4 Consejos para remar bien y con seguridad

Consejos para bajar el Sella en canoa

Ya llega el buen tiempo, las vacaciones, la época idónea para realizar todo tipo de actividades de aventura al aire libre, en especial las relacionadas con el agua...

Que...¿os venís a Asturias? Tenemos varias actividades de Turismo Activo que podríais realizar, pero... ¿Qué tal hacer el descenso del Sella en canoa?

Para que disfrutéis al máximo de esta actividad os vamos a dar cuatro consejos o recomendaciones sobre cómo remar y las posiciones idóneas para que canséis lo menos posible y evitéis cualquier lesión al remar.

1 – Posición en la canoa

Sentarse con la espalda derecha evitando apoyar la espalda en el respaldo de la canoa o kayak.

2- ¿Cómo coger el remo?

El remo tiene dos hojas o palas ligeramente curvadas hacia adentro, lo que permite que desplacen más agua para mover la canoa más fácilmente. Las palas se encuentran también ligeramente giradas para que no haya que realizar un giro de muñeca demasiado pronunciado al cambiar la palada.

Agarraremos la pala a una distancia más o menos igual que el ancho de nuestros hombros.

A la hora de remar la mano derecha tiene que quedar fija y la mano izquierda es la que va girando para que la pala entre correctamente al agua.

3 – ¿Cómo remar?

Introducir la pala en el agua lo más adelante posible y  cerca de la canoa, deslizando con un movimiento suave la pala hacia detrás para posteriormente sacarla del agua y repetir el movimiento con la otra mano. Los brazos tienen que estar estirados y el cambio de palada lo tenemos que acompañar girando nuestra cintura.

Si queremos que la canoa vaya hacia la izquierda, remaremos solo por la derecha, y si queremos que vaya hacia la derecha remaremos sólo por la izquierda.

Si lo que pretendemos es que la canoa frene y  gire a la derecha introducimos la pala derecha en la parte de atrás paralela a la corriente, o la pala izquierda si queremos que gire hacia ese otro lado.

Si sentimos que la canoa se va a volcar debemos apoyar la pala plana contra el agua en un movimiento rápido y recuperaremos la estabilidad.

4 - ¿Y si volcamos?

No os preocupéis, las canoas son muy estables, pero si llegarais a volcar éstas son insumergibles y se les puede dar la vuelta fácilmente. Recupera la canoa, el remo y el bote estanco, y acércate hasta la orilla para subirte de nuevo y continuar con la aventura.

Esperamos que os sean útiles estos consejos y los pongáis en práctica cuando os decidáis a embarcaros en la aventura de bajar el Sella en canoa ¡Que lo disfrutéis!